Nacido en Lille en 1.890, Charles de Gaulle estudió en la Academia Militar de Saint-Cyr e intervino en la Primera Guerra Mundial, bajo el mando del general Pétain, en la defensa de Verdún. Al finalizar la guerra había alcanzado el grado de capitán, y en 1.940, el de general. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, De Gaulle se negó a firmar el armisticio acordado por el Gobierno francés con los alemanes, y marchó a Inglaterra, desde donde dirigió una dramática alocución radiofónica a sus compatriotas en favor de la resistencia contra Alemania.

Una vez liberada Francia, De Gaulle fue presidente de su primer Gobierno provisional con la colaboración de todas las fuerzas políticas. En 1.946 dimitió inesperadamente y se retiró de la vida pública.

En 1.958, la situación francesa fue de nuevo desesperada a causa de la guerra de independencia de Argel, que estuvo a punto de provocar una guerra civil entre los franceses.

De Gaulle volvió a la presidencia, concedió la independencia a los argelinos y Francia inició un período de gran crecimiento económico y de presencia internacional, al margen de la tutela de Estados Unidos.

Tras la crisis de mayo de 1.968, De Gaulle perdió el referéndum que había convocado y renunció a la presidencia de la República. Murió en noviembre de 1.970.