GLOSARIO
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
1914-1918

 

 

 
ACUERDO ANGLO-RUSO (1907)

Presionados por Francia, aliada de ambas potencias, y recelosas ante la creciente agresividad alemana (primera crisis marroquí), Gran Bretaña y Rusia van a liquidar sus históricas diferencias coloniales. El acuerdo de 1907 reparte las áreas de influencia entre ambos países en Asia Central. Aunque no se firma una alianza en firme, se ponen las bases de uno de los bandos de la guerra. En Alemania, la sensación de "cerco " va en aumento.


ACUERDO SYKES-PICOT (1916)
Acuerdo de principio alcanzado entre Francia, representada por el diplomático Charles-George Picot, y Gran Bretaña, representada por Mark Sykes, para el reparto de las posesiones turcas en Oriente Medio. En un principio se reservó algún territorio para Rusia, acuerdo que perdió su validez con la revolución soviética.
La situación se hizo aún más compleja pues los aliados hicieron promesas a los árabes a cambio de su levantamiento contra el Imperio turco, promesas que eran a su vez contradictorias con lo ofrecido a los judíos en la Declaración Balfour. Finalmente, en la Conferencia de París se optó por un reparto de territorios entre británicos y franceses bajo la forma de mandatos de la Sociedad de Naciones.

Mapa 


AISLACIONISMO
Política exterior estadounidense contraria a las alianzas con otros estados o a la participación en asuntos internacionales fuera de los Estados Unidos. Esta actitud tiende a centrar su interés en los asuntos internos del país, en la búsqueda de prosperidad y garantizar la seguridad. Sus orígenes se remontan a los primeros momentos de la república con Washington y Monroe. Los aislacionistas, predominantes en el partido republicano, frustraron los esfuerzos del presidente demócrata Wilson para que Estados Unidos entrara en la Sociedad de Naciones en 1919. Tras la Segunda Guerra Mundial este tipo de política ha perdido mucha fuerza, aunque aún sigue presente en las posturas más conservadoras y populistas.

ALIADOS
El bando de los Aliados o Entente se configuró a partir de la Triple Entente. Cuando en el verano de 1914, Serbia y Bélgica son atacadas por los Imperios Centrales estos dos países se incorporaron a los Aliados. Su rápida condición de países invadidos hizo que su aportación fuera escasa.
En agosto, Japón declaró la guerra a Alemania, se anexionó sus escasas posesiones orientales y, en adelante, apenas participó en el conflicto.
Tras firmar el Tratado de Londres, Italia se incorporó a los aliados en mayo de 1915. 
En agosto de 1916, Rumania se unió a la Entente, aunque fue rápidamente invadida por los Imperios Centrales.
En abril de 1917, Estados Unidos declara la guerra a Alemania como respuesta a la guerra submarina a ultranza.
La aportación rusa a los Aliados disminuyó drásticamente desde febrero de 1917, cuando se inició la revolución.  El ascenso de los bolcheviques al poder precipitó el armisticio en diciembre de ese año y la salida definitiva de Rusia de la guerra en marzo de 1918, tras la firma del Tratado de Brest-Litovsk.
A lo largo del conflicto otros estados se unieron a los Aliados. Ejemplos significativos son Portugal (1916), Grecia y China (1917)

ALIANZA FRANCO-RUSA (1893)
Durante largo tiempo, la profunda diferencia entre ambos regímenes políticos fue un obstáculo insalvable para esta alianza. El zar Alejandro III, representante de la última autocracia en Europa, afirmaba sentir "asco" y "desprecio" por el sistema republicano francés.
Sin embargo, la política agresiva iniciada por Guillermo II y su negativa a renovar el denominado Tratado de Reaseguro entre Rusia y Alemania  van a facilitar la formación de la alianza. 
El acuerdo militar, centrado en la mutua ayuda contra Alemania, se firmó el 17 de agosto de 1892, aunque entró en vigor al año siguiente y fue públicamente conocido en 1895.
Esta alianza significa el fin definitivo de los sistemas diplomáticos diseñados por Bismarck, Francia había conseguido salir de su aislamiento.

ALSACIA Y LORENA
Alsacia perteneció a Francia de 1648 a 1697 y Lorena estuvo bajo la influencia francesa desde el siglo XVI y perteneció al país desde el XVII. Tras la revolución francesa de 1789, los alsacianos, mayoritariamente de habla alemana y religión protestante, optaron por pertenecer a Francia.
Tras la guerra franco-prusiana de 1870, los dos territorios pasaron a pertenecer al Reich alemán. La política arbitraria alemana y los intentos de "germanización" forzosa hicieron que la mayor parte de la población aceptara de buen grado el retorno a Francia tras el fin de la primera guerra mundial. Sin embargo, las actitudes centralistas tendentes a eliminar los rasgos culturales diferenciadores de estas regiones crearon descontento contra Francia. De 1940 a 1945, tras la invasión nazi, volvieron a manos alemanas, para ser definitivamente francesas tras la derrota de Hitler. Hoy son zonas muy desarrolladas económicamente y no hay problemas significativos de tipo nacionalista. Estrasburgo, la capital de Alsacia y sede del Parlamento europeo, se ha convertido en un símbolo de la unidad europea y de la amistad franco-alemana.

Mapa  

ANSCHLUSS
Unión política de Austria y Alemania. Ignorando el principio de las nacionalidades, el Tratado de Versalles prohibió explícitamente la unión política de Austria, la zona poblada por población germana del Imperio de los Habsburgo, y Alemania. En 1918, la población austriaca voto mayoritariamente en referéndum su unión con Alemania.
Hitler lo llevó a cabo por la fuerza en marzo de 1938, como uno de los elementos clave de su política de destrucción del orden de Versalles.

Mapa  

ARMISTICIO (11 Noviembre de 1918)
Previamente al armisticio en el frente occidental con Alemania, que es el que puso fin definitivo a la guerra, hay que señalar otros que fueron firmando los diversos países que lucharon junto a los germanos:
  • Tras la derrota de Vittorio Veneto y los infructuosos intentos de negociación del nuevo emperador Carlos I, los austro-húngaros ofrecieron a Italia la rendición el 29 de octubre y, finalmente, se firmó el armisticio en Villa Giusti el 3 de Noviembre. Por ese entonces, el Imperio se hallaba en pleno proceso de descomposición.
  • Tras el ataque francés con apoyo griego iniciado en septiembre desde Salónica, el frente búlgaro se derrumbó inmediatamente y firmaron el armisticio el 29 de septiembre.
  • Las continuas derrotas en Siria y Mesopotamia, y la llegada de los ingleses a Anatolia precipitó la capitulación de Turquía con la firma del armisticio en la isla de Mudros el 30 de octubre.

La ofensiva de verano de la Entente en el frente occidental hizo evidente al alto mando alemán la imposibilidad de continuar los combates. En septiembre, Hindemburg y Ludendorff pidieron al Káiser que se iniciase la negociación para un armisticio inmediato. Se formó un nuevo gobierno dirigido por Max de Baden quien pidió negociaciones tomando como base los Catorce puntos de Wilson.
Sin embargo, la evolución de la situación interna en Alemania precipitó los acontecimientos. La rebelión de los marinos de Kiel el 28 de octubre, es seguida por insurrecciones en medio de un ambiente revolucionario. El 9 de noviembre, Guillermo II abdica y huye a Holanda. La república es proclamada en Berlín.
La delegación alemana, presidida por Mathias Erzberger, firmó el Armisticio en Rethondes el 11 de noviembre.

BATALLA DE CAPORETTO (octubre-noviembre de 1917)
Aprovechando la situación victoriosa en el frente oriental, los alemanes ayudaron a las tropas austro-húngaras en un ataque contra las líneas italianas. Los italianos, tomados por sorpresa, retrocedieron en retirada hasta que consiguieron restaurar las líneas en torno al río Piave, al norte de Venecia. El ejército italiano perdió gran cantidad de material, 300.000 hombres fueron hechos prisioneros y más de 50.000 perdieron la vida. El desastre de Caporetto propició el ascenso de Orlando a la jefatura del gobierno italiano.

Mapa  

BATALLA DE GALLÍPOLI (marzo 1915-enero 1916)
A propuesta del  entonces Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, los británicos idearon esta campaña como medio de distraer la atención de los imperios centrales del frente occidental, atacando al presuntamente más débil aliado turco.
La campaña iniciada con ataque a los Dardanelos en marzo de 1915, posteriormente continuada con un desembarco en la península de Gallípoli, acabó en un completo fracaso para la Entente. Los británicos tuvieron casi un cuarto de millón de bajas (más de cincuenta mil muertos) entre los que hubo muchos australianos y neozelandeses. Los franceses tuvieron casi 50.000 bajas, con cinco mil muertos. Para los turcos, la campaña tuvo también un enorme coste: 250.000 bajas, con más de 60.000 muertos.

Mapa  

BATALLA DEL MARNE (septiembre 1914)
Tras las éxitos iniciales del ataque alemán a través de Bélgica, el gobierno francés huyó a Burdeos y más de 500.000 parisinos abandonaron una ciudad que parecía a punto de ser tomada por los germanos.
El general Joffre consiguió reorganizar las tropas franceses y el, entonces, pequeño cuerpo expedicionario británico y plantar cara a los alemanes en el rio Marne.
El 10 de Septiembre la batalla había acabado. El coste había sido más de 200.000 bajas para el ejército francés y un número similar para los alemanes. Lo importante era que se había frenado el ataque alemán, en adelante, el frente occidental se estabilizará a lo largo de casi cuatro años. Todos los intentos de ruptura se saldarán con enormes carnicerías que apenas conseguirán pequeños avances de unos pocos kilómetros.

Mapa  

BATALLA NAVAL DE JUTLANDIA (mayo-junio de 1916)
Ante la superioridad naval británica, la flota alemana eludió durante largo tiempo el combate y permaneció en sus puertos. El ascenso al mando de su flota del almirante Reinhardt von Scheer, más agresivo que su antecesor, propició que por primera vez la flota alemana saliera al Mar del Norte. La batalla duró dos días y técnicamente no hubo un vencedor. Los británicos perdieron 14 barcos, con 6.100 bajas, y los alemanes perdieron 11, con 2.500 bajas. Pese al resultado relativamente favorable a Alemania, la flota germana no volvió a desafiar durante el resto del conflicto a la Gran Flota británica, permitiendo que esta continuara con su dominio del Mar del Norte. Los alemanes pusieron todas sus esperanzas en la guerra submarina.

Mapa  

BATALLA DEL SOMME (julio-noviembre 1916)
El ataque franco-británico, planeado con anterioridad, se convirtió tras la ofensiva de Falkenhayn en Verdún en una gran maniobra para aliviar la posición de la ciudad fortificada de Verdún.
El primer día del ataque, el 1º de julio, el ejército británico sufrió 58.000 bajas, de ellas casi 20.000 muertos. Fue el peor masacre sufrida por este centenario ejército en toda su historia.
Tras varios meses de batallas, las primeras nevadas de noviembre precipitaron el fin de la ofensiva. A cambio de escasos avances de no más de 12 kilómetros, los británicos tuvieron 420.000 bajas, los franceses 200.000 y los alemanes en torno a medio millón.

Mapa  

BATALLA DE TANNEMBERG (agosto 1914)
Nada más iniciarse la guerra,  el general ruso Samsonov atacó  Prusia oriental. Los iniciales éxitos rusos llevaron al alto mando germano a sustituir al general alemán Prittwitz y a enviar a los generales Hindemburg y Ludendorff  para hacer frente a la invasión rusa. La torpeza de Samsonov permitió que los alemanes rodearan a su ejército el 28 de agosto. El desastre ruso fue total: de 150.00 soldados solo se salvaron 10.000. Los alemanes apresaron más de 92.000 prisioneros. Samsonov, abrumado por la catástrofe, se suicidó.

Mapa  

BATALLA DE VERDÚN (febrero-diciembre de 1916)
El 21 de febrero de 1916, un millón de soldados alemanes ponían en práctica la táctica de la "guerra de desgaste" ideada por Falkenhayn, y atacaban la fortificada plaza de Verdún.
Tras meses de encarnizadas batallas, la fiera resistencia francesa, sabiamente gestionada por Pétain  quien procuró no "malgastar fuerzas" y "economizar" el número de tropas dispuestas en la zona,  consiguió que el ataque alemán apenas consiguiera avances significativos.
La batalla de Verdún acabó en una especie de empate, eso sí, se llegó a él después de que los franceses tuvieran más de medio millón de bajas y los alemanes en torno a las 450.000. Del millón total de bajas, se estima que la mitad, es decir, medio millón de hombres, perdió la vida en Verdún.

Mapa  

BATALLA DE VITTORIO VENETO   (Octubre 1918 )
Necesitado de una victoria para poder negociar en las inminentes negociaciones de paz, el primer ministro Orlando presionó al comandante en jefe del ejército italiano Díaz para que atacase las debilitadas líneas austro-húngaras. Con el apoyo de tropas francesas y británicas, Díaz atacó el 23 de octubre, el frente austro-húngaro se desplomó y el 2 de noviembre los italianos habían hecho más de 300.000 prisioneros. El 3 de noviembre Austria-Hungría firmó el armisticio de Villa Giusti en Padua.

Mapa  

CONFERENCIA DE PARÍS (1919)
Francia insistió en que París fuera la sede de la Conferencia de Paz que debía poner fin a la Gran Guerra. Sin embargo, tras ser retaguardia inmediata durante cuatro años, la capital francesa no estaba en condiciones de proporcionar la infraestructura necesaria para un evento que debía reunir a miles de personas.
Wilson llegó en diciembre de 1918 y la conferencia se abrió en enero de 1919. Participaron 32 estados, aunque la voz cantante la llevaron los cuatro grandes: Wilson, Clemenceau, Lloyd George y Orlando. Los vencidos no fueron escuchados y simplemente se les presentó los tratados para firmarlos. 
Tras largos debates entre los vencedores, finalmente se firmaron los cinco tratados que conforman la Paz de París: 

 Mapa  Mapa

DECLARACIÓN BALFOUR
Para ganarse el apoyo de la comunidad judía europea, el ministro de asuntos exteriores británico Arthur Balfour se comprometió en una carta dirigida al dirigente sionista británica Lord Rothschild el 2 de noviembre de 1917 a apoyar la constitución de un Estado judío en la entonces posesión turca de Palestina. Aunque la declaración señalaba que el nuevo estado no debía causar perjuicio alguno a los derechos de la población árabe del territorio, este compromiso era claramente contradictorio con la promesa hecha en el mismo período a los dirigentes árabes que se habían rebelado contra los turcos de otorgarles el gobierno de Palestina. Tras la guerra, Palestina fue asignada a Gran Bretaña como mandato de la Sociedad de Naciones. En adelante, los intentos británicos de reconciliar ambas promesas marcaron el inicio de los problemas posteriores en esa zona del mundo.

DISCURSO DE LOS CATORCE PUNTOS
Discurso pronunciado por el presidente Wilson el 8 de enero de 1918 ante el Congreso norteamericano. Wilson proclama el fin de la época de las conquistas y de la diplomacia secreta, y propone la construcción de un nuevo mundo basado en la justicia, en los derechos de los gobernados, y en la seguridad de las naciones. Los grandes principios se concretan en catorce puntos que establecen principios generales (tratados conocidos por el público, libertad de navegación, supresión de las barreras económicas...) y hacen propuestas concretas territoriales sobre Rusia, Francia, Bélgica, Italia, Austria-Hungría, los Balcanes, el Imperio Turco o Polonia. El punto decimocuarto proponía la clave de la construcción diplomática de Wilson: la constitución de una Sociedad de Naciones que garantizara la paz en un futuro.
Los catorce puntos suponían una propuesta más benevolente que los objetivos de guerra diseñados  por los gobiernos de los países de la Entente. Este es el motivo por el que Alemania y Austria-Hungría, ante la irreversible derrota que se cernía sobre los Imperios Centrales, se dirigieron a Wilson a principios de octubre de 1918 para abrir negociaciones tomando como base la propuesta del presidente norteamericano. La firma del armisticio se hará, en principio, tomando como base los catorce puntos. 
Las negociaciones de paz entre los vencedores, esencialmente la postura de dureza francesa, hará que los tratados de paz difirieran en algunos aspectos importantes de la propuesta wilsoniana.

Textos

DREADNOUGHTS
Para hacer frente al desafío naval alemán, Gran Bretaña botó en 1907 un nuevo tipo de buque acorazado, el Dreadnought, que revolucionó la industria naval de guerra. Por su velocidad y por su poder de fuego ningún acorazado de la época podía medirse a él. Sin embargo, a partir de su botadura las potencias se lanzaron a construir nuevos barcos siguiendo el modelo del Dreadnought. Los nuevos acorazados aumentaron su tamaño, su velocidad y la potencia y el número de cañones. Se entabló una verdadera "carrera naval" que hizo que a fines de la Gran Guerra fuera un modelo totalmente obsoleto.

ENTENTE CORDIALE FRANCO-BRITÁNICA (1904)
Gracias a su hegemonía económica, naval y colonial, Gran Bretaña se había mantenido durante décadas en lo que se denominó el "espléndido aislamiento". Sin embargo, la Weltpolitik  alemana supuso un desafío de tal nivel que forzó a Londres a buscar alianzas con otras potencias.
Por otro lado, el ministro de asuntos exteriores francés Delcassé inició una activa campaña en pro de una alianza franco-británica.
La firma del entendimiento cordial  entre ambas potencias suponía un acercamiento basado en la solución de sus disputas coloniales que a punto habían estado de llevar a ambos países a la guerra con el incidente de Fachoda en 1898. La agresividad germana había llevado a Londres y a París a la alianza.

GUERRA CIVIL RUSA 
El gobierno bolchevique había firmado el armisticio con los Imperios Centrales el 15 de diciembre de 1917. Siete días más tarde se iniciaron las negociaciones en las que Trotski y la delegación soviética trataron de maniobrar contra las duras exigencias territoriales alemanas.
A la vez había surgido por las zonas periféricas del Imperio ruso una amplia y heterogénea oposición que, apoyada por las potencias de la Entente, trataba de derrumbar al gobierno bolchevique. Pronto formaría el Ejército Blanco que se iba a enfrentar al Ejército Rojo creado en enero de 1918. 
La necesidad de hacer frente a la guerra civil llevó a Lenin a decidirse a firmar las duras condiciones exigidas por las Potencias Centrales. Cuando los austro-alemanes lanzaron una ofensiva general en febrero y el frente ruso se colapsó, la delegación soviética se apresuró a firmar el durísimo Tratado de Brest-Litovsk en marzo de 1918. Lenin optaba por centrar todas sus fuerzas en el conflicto interno, lo que permitió a Alemania y a Austria-Hungría obtener grandes, aunque efímeras, ganancias territoriales.
Posteriormente, la guerra civil se confundirá con la intervención de las potencias aliadas en favor del Ejército Blanco y la guerra ruso-polaca (19120-1921). Para 1921, el gobierno bolchevique controlaba prácticamente el territorio del nuevo país que en 1922 recibirá el nombre de Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

GUERRA QUÍMICA 
El empleo de sustancias tóxicas en la guerra había sido prohibido por la Conferencia de la Haya en 1899, sin embargo, cuando los frentes se estabilizaron, los alemanes, que tenían una industria química muy desarrollada, pensaron en este tipo de armas como una solución para acabar con la guerra de trincheras.
A las 4 de la tarde del 22 de abril de 1915 en el frente de Ypres en Bélgica, aprovechando el viento favorable, los alemanes abrieron botellas de cloro y una nube tóxico se dirigió hacia las líneas francesas. La sorpresa y el pánico fueron totales. Tras sucesivos ataques, los alemanes consiguieron en unos días avanzar 16 kilómetros.
La industria química y armamentística inició la producción de nuevos gases (fosgeno, bromuro de xileno, arsénico, ácido cianhídrico...). El repertorio del horror tóxico se fue ampliando. Los gases empezaron a lanzarse en bombas de artillería para evitar que un repentino cambio del viento hiciera que las propias tropas murieron asfixiadas. Los ejércitos desarrollaron sistemas de defensa y alarma. Los soldados tuvieron que proveerse de máscaras anti-gas, dando lugar a una de las múltiples imágenes siniestras de la Gran Guerra.

GUERRA RUSO-JAPONESA (1905) 
Desde fines del siglo XIX, el Lejano Oriente se había convertido en uno de los grandes centros de tensión entre las potencias. Teniendo la debilitada China como principal zona de ambición, las potencias europeas, especialmente Gran Bretaña y Rusia, y las nuevas potencias extraeuropeas, Japón y EE.UU. aspiraban a extender su ámbito de influencia.
La agresividad rusa llevó a la firma de la alianza británico-japonesa en 1902. Esta alianza preparó el terreno para un enfrentamiento largamente esperado la guerra entre Japón y Rusia. La victoria japonesa fue total tanto en tierra como en el mar, y sin necesidad de acudir a la ayuda británica.
La principal consecuencia de la derrota rusa fue que el gobierno de San Petersburgo giró su atención hacia los Balcanes, agudizando el conflicto con Austria-Hungría que está en el origen de la primera guerra mundial.

GUERRA SUBMARINA
Cuando se inicio el conflicto los submarinos no habían sido utilizados como armas de guerra. La superioridad en el mar de los británicos forzó a la flota alemana a intentar este nuevo tipo de guerra.  
El bloqueo naval británico y su incidencia en el hambre de la población germana hizo que los mandos militares confiaran en la guerra submarina como el mejor medio de represalia. Sin embargo, el 7 de mayo de 1915 submarinos alemanes hundieron el trasatlántico Lusitania, murieron 1.500 tripulantes y el Gobierno de Washington protestó enérgicamente. El canciller Bethmann-Hollweg optó por moderar los ataques.
Los militares alemanes no estaban de acuerdo con esta prudencia y no cesaron de pedir una guerra submarina sin límites. Finalmente, el 1 de febrero de 1917, Alemania declaró la guerra submarina total. Los primeros meses fueron enormemente dañinos para los barcos que iban y venían a Inglaterra, más de 540.000 toneladas hundidas en febrero, 875.000 en marzo.
El resultado final fue, sin embargo, totalmente contrario a las esperanzas alemanas. Los británicos organizaron a partir de abril sistemas de convoyes en los que barcos de guerra escoltaban a los buques y redujeron de forma significativa las pérdidas. Además, y esto fue lo más importante, la guerra submarina perjudicó seriamente a los productores y exportadores americanos, lo que precipitó la entrada en guerra de Estados Unidos.

Tablas y Gráficos

GUERRA DE TRINCHERAS
La guerra de movimientos de los primeros meses de la guerra vino rápidamente a su fin.  Sobre las masas de infantería y caballería cayeron toneladas de granadas y miles de ráfagas de ametralladora diezmaron las filas. Tras la batalla del Marne, los ejércitos debieron esconderse, arrastrarse por el barro, cavar cada vez más complejos sistemas de trincheras para sobrevivir al fuego enemigo. Desde el Mar del Norte hasta Suiza, miles de kilómetros de trincheras enfrentaron a millones de hombres en el frente de occidental. Anegadas de barro, infectadas de ratas, las trincheras se convirtieron en el hogar de unos soldados que sufrieron lo indecible. Los reiterados intentos de los militares por romper el frente llevaron a matanzas que aún hoy siguen teniendo un lugar de privilegio en la historia del horror: Verdún, Somme, Passendale en Ypres (Bélgica)...
Las potencias industriales se esforzaron por encontrar nuevas armas que permitieran la ruptura del frente: los alemanes en 1915 iniciaron la guerra química, los ingleses en 1917 los tanques, la aviación comenzó a ser usada de forma sistemática como arma de guerra.

PelículaTextos Imagen 

IMPERIOS CENTRALES
El embrión de esta alianza de países lo encontramos en la Triple Alianza firmada en 1882 entre Alemania, Italia y Austria-Hungría. Italia abandonó la alianza en el verano de 1914 al declararse neutral y, posteriormente, en 1915 cambió de bando y se unió a los Aliados o Entente.
Turquía, esencialmente preocupada por la expansión rusa, firmó un acuerdo militar secreto con Alemania en agosto de 1914, y se incorporó al conflicto en noviembre de 1914.
Bulgaria, buscando el desquite por la segunda guerra balcánica (1913) se unió a los Imperios Centrales en octubre de 1915.

MANDATOS DE LA SOCIEDAD DE NACIONES
Solución jurídica diseñada para el reparto de los imperios coloniales alemán y turco tras la primera guerra mundial. El  sistema de mandatos  se concretaba en que la Sociedad de Naciones confería  mandatos a los países que heredaban las colonias despojadas a Alemania y Turquía. Teóricamente, estos mandatos limitaban la soberanía de los nuevos propietarios, obligándoles a informar cada año a la Sociedad de Naciones sobre las medidas adoptadas con el objetivo de preparar a las poblaciones administradas para la independencia. En la práctica, no fueron muy diferentes de las colonias tradicionales.
Francia y el Imperio Británico (algunos mandatos en África y Oceanía fueron asignados a la Unión Sudafricana o Australia) obtuvieron la mayor parte. Bélgica y Japón accedieron a pequeños territorios. Italia fue totalmente excluida lo que engendró un gran descontento en el país.

PRINCIPIO DE LAS NACIONALIDADES
Uno de los principios esenciales del proyecto diseñado por Wilson para el nuevo mundo que surgiría tras la guerra. Básicamente se centraba en el reconocimiento del derecho de los pueblos o naciones europeas a la autodeterminación política, es decir, a la construcción de su propio estado si este era su deseo. Wilson pensaba en los pueblos sometidos a los imperios alemán, austro-húngaro y ruso.
Wilson ha sido acusado de ingenuidad y de desconocimiento de la compleja realidad europea. La aplicación de este principio en la enrevesada realidad nacional de la Europa central y oriental creó grandes dificultades a la hora de diseñar las fronteras de los nuevos estados. La existencia de minorías nacionales en los nuevos países fue la norma general, constituyendo un germen latente de conflicto y de nueva aplicación del derecho de autodeterminación.
La realidad de los tratados de paz no respondió a los altos ideales de Wilson. Son múltiples los ejemplos en los que el principio de las nacionalidades no se cumplió, bien para favorecer a los vencedores, bien para perjudicar a los derrotados. La vieja política realista, los tratados firmados durante el conflicto y los intereses de potencia se impusieron sobre los ideales de justicia, libertad y autodeterminación de los pueblos.

Mapa

SOCIEDAD DE NACIONES
Organismo internacional, compuesto originariamente por cuarenta y cinco países, creado por la Conferencia de París el 24 de abril de 1919. El Pacto de la Sociedad de Naciones se anexó a todos los demás tratados. Su gran objetivo era hacer posible una seguridad colectiva que garantizase la integridad de todos los estados, fuertes y débiles, el arbitraje de los conflictos internacionales y el desarme. Fue el elemento clave de la propuesta del presidente Wilson.
La negativa del aislacionista Senado norteamericano al ingreso de EE.UU. y la exclusión de Alemania y la URSS, que no ingresaron respectivamente hasta 1926 y 1934, limitaron desde un principio su potencialidad.   La sociedad tuvo a su cargo la administración de los mandatos coloniales, de la ciudad de Danzig y de la región del Sarre, e intervino felizmente en algunas disputas territoriales. Su apogeo vino en el período 1924-1929 (Tratado de Locarno, Pacto Briand-Kellog)
Los años treinta marcaron su fracaso definitivo. Las agresiones de las potencias fascistas y militaristas mostraron su ineficacia. Alemania y Japón la abandonaron en 1933, e Italia en 1936. La URSS fue expulsada en 1939. El inicio de la segunda guerra mundial vino a certificar la muerte de la primera organización universal de naciones.

TRATADO DE BREST-LITOVSK (3 de marzo de 1918)
Firmado entre la Rusia bolchevique y los Imperios Centrales, fue el primero de los tratados que pusieron fin a la Gran Guerra. Pese a que Trotsky trató de prolongar lo máximo las negociaciones, el envite final alemán en febrero de 1918 derrumbe las menguadas y desorganizadas tropas de la Rusia soviética. Lenin, para poder hacer frente al Ejército Blanco en la guerra civil, tuvo que ordenar la aceptación de las durísimas condiciones alemanas. La derrota alemana en noviembre anuló este tratado, creándose una situación de vacío en toda la antigua franja occidental del imperio zarista. Finalmente los bolcheviques consiguieron recuperar alguno de los territorios a los que habían tenido que renunciar en Brest-Litovsk. Ucrania es el mejor ejemplo. No obstante, la Rusia soviética tuvo que aceptar importantes pérdidas territoriales y el papel de "paria" en el concierto internacional.

 Mapa

TRATADO DE LONDRES (1915)
La posición de Italia en la Triple Alianza había sido cada vez más incómoda. Tras arreglar sus pleitos coloniales con Francia y obtener su beneplácito para la anexión italiana de Libia en 1912, las diferencias entre Italia y Austria-Hungría se habían hecho cada vez más evidentes. Ambas potencias pugnaban por la hegemonía en el Adriático e Italia aspiraba a territorios poblados por italianos bajo el dominio de Viena. 
Tras declararse neutral el 3 de agosto de 1914, el gobierno italiano inicia una negociación con ambas alianzas. Finalmente, en abril de 1915 firma el Tratado secreto de Londres con la Triple Entente. En él se promete a Italia la anexión tras el fin de la guerra del Trentino, el Tirol meridional, Trieste, Istria, parte de Dalmacia... Italia cambia de aliados y entra en la guerra junto a la Entente.
Las prometidas anexiones de este tratado no se concretarán en la Conferencia de París de 1919, lo que engendrará un profundo descontento nacionalista en Italia.

TRIPLE ALIANZA (1882)
Alianza principal del complejo sistema diseñado por Bismarck. Tras optar por Austria-Hungría, ante la imposibilidad de mantener a la vez una alianza con Viena y San Petersburgo, enfrentadas en los Balcanes.  Bismarck encontró en Italia el esperado aliado contra Francia. Por un lado, Bismarck consideraba su principal objetivo diplomático mantener el aislamiento de Francia, por otro lado, Italia pensaba que con su adhesión a la Tríplice y su asociación a Alemania era el mejor camino para acceder al rango de gran potencia. Italia estaba descontenta por la actitud francesa ante sus aspiraciones coloniales en Túnez.
Los tres países acordaron apoyarse mutuamente en caso de ser atacados por Francia o por Rusia.
El tratado fue reafirmado varias veces hasta 1913, aunque la posición italiana, como se vio al comenzar la guerra, era cada vez más incómoda.

Mapa  

TRIPLE ENTENTE (1907)
Alianza conformada por la alianza franco-rusa de 1893, la Entente Cordiale franco-británica de 1904 y el acuerdo anglo-ruso de 1907. La nueva política mundial alemana iniciada por Guillermo II en 1890 va a conseguir que potencias que tenían importantes diferencias entre sí se aproximen y terminen por coaligarse  frente a la Triple Alianza. En 1907, no nos hallamos aún ante una alianza en sentido estricto,  los británicos, en especial, trataron de mantenerse libres de obligaciones. Sin embargo, las sucesivas crisis que fueron jalonando el camino hacia la guerra fueron haciendo cada vez más sólida la Entente. La crisis definitiva del verano de 1914 demostró el funcionamiento de la alianza al terminar implicando en el conflicto a las tres potencias.

Mapa  

WELTPOLITIK
Se denomina weltpolitik  a la nueva política mundial iniciada por el Káiser Guillermo II al acceder al trono en 1890. Tras apartar al viejo Bismarck de la cancillería, Guillermo II se lanzó a la construcción de la hegemonía mundial de Alemania. En el corto plazo, esto tuvo dos consecuencias: el alejamiento de Rusia, al no renovar en 1890 el Tratado de Reaseguro, y el creciente enfrentamiento con Gran Bretaña  provocado por la competencia económica y los planes de construcción naval germanos.
La weltpolitik de Guillermo II tuvo como consecuencia la formación de alianzas para hacer frente a la creciente agresividad germana. La alianza franco-rusa de 1983 fue su primera concreción. La Entente Cordiale franco-británica de 1904 y el acuerdo anglo-ruso de 1907 terminaron por configurar la Triple Entente, alianza formada ante todo para hacer frente a la política de hegemonía mundial de Alemania.

 

Inicio I Antecedentes | La Guerra I Los Tratados I Glosario I Biografías I Enlaces | Actividades I Esquemas

  Gráficos I Imágenes I Mapas I Tablas Estadísticas I Textos I Vídeos  

 

Sitio web de Juan Carlos Ocaña
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa
Alcorcón (Madrid)